Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home2/islastou/public_html/wp-includes/functions.php:2) in /home2/islastou/public_html/wp-content/plugins/qtranslate-x/qtranslate_core.php on line 388
CIUDADES DE BOLIVIA | Titicaca Islas Tours – Travel Agency – Tour Operator – Lago Titiacca – Puno

CIUDADES DE BOLIVIA

informacion-turistica-bolivia-islas-tours-titicaca-02SANTA CRUZ

Se pierden los guiños resplandecientes del sol en un horizonte que se ha vuelto gris y sombrío; entonces, el cielo es ocupado por vanguardias de nubes negras, coléricas, a punto de reventar en millones de gotas refrescantes. Aroma de lluvia en las orillas de un río de aguas inquietas. Presagio de tormenta en las tierras del verdor infinito.

Nadie se altera por la amenaza de lluvia. Los niños corretean, saltan y ríen, mientras los adultos “atacan” suculentos platos de “majao” (arroz, carne seca y pimentón) o locro (sopa con arroz y gallina). La tarde transpira modorra y cansancio en las Cabañas del Piraí, uno de los tantos rincones de encanto de Santa Cruz de la Sierra, el paraíso tropical de Bolivia

LA PAZ

Tiempos de batallas sangrientas en las pétreas faldas de los Andes. Vientos de desolación -certeros, infalibles, demoníacos- descendían de los picos nevados de la cordillera. Guerra y espanto, sangre y muerte, porque en las tierras arrebatadas a los míticos hijos de Sol, los conquistadores españoles blandían la espada y cargaban los arcabuces para respaldar sus afanes de riqueza y matar la ambición de sus propios hermanos de sangre.

Cuando cesaron los fragorosos clamores de la guerra civil, don Pedro de la Gasca, ordenó, al capitán Alonso de Mendoza, la creación de una Ciudad para conmemorar el fin de los enfrentamientos. El mandato se cumplió el 20 de octubre de 1548, cuando “los discordes en concordia,en paz y amor, se juntaron y pueblo de paz fundaron para perpetua memoria”, según reza el escudo de armas enviado siete años después, por el rey Carlos V.

COCHABAMBA

Los brazos abiertos de un apacible Cristo de la Concordia coronan la cúspide del cerro San Pedro. Paternal y caritativa, la imagen bendice y vigila, mientras observa a sus pies la magnificencia de un valle disfrazado de Ciudad. Vista panorámica, confusión de luces, encantos coloniales cubiertos por el manto oscuro de la noche. Belleza adormitada en las alturas andinas.

Considerada como la capital de los valles de Bolivia, Cochabamba se encuentra en una tierra fértil y productiva a 2,500 m.s.n.m. La Ciudad, rodeada por campos de cultivos y valiosos vestigios preincaicos, conserva su semblante colonial y las costumbres que heredó de sus antepasados quechuas y aymaras.

SUCRE

Susurros, risas, palabras al viento. Muchachos apertrechados con libros y cuadernos, vienen y van por calles antiguas, románticas, evocadoras… “Calles de historia, señor, porque aquí se forjó un país, aquí se independizó una nación”, exclaman los jóvenes y aceleran el paso, se alejan, se marchan, son tragados por la puerta centenaria de una casona de libertad.

Sueños de grandeza en las riberas de un río. Arrebato arquitectónico en las alturas. Caprichos de príncipes derrochadores y obstinados, que ordenaron construir un fabuloso castillo de aires medioevales en las afueras de la Ciudad de la independencia… y las torres delgadas, puntiagudas, ¿frágiles?, pretenden rozar las nubes coposas.

POTOSI

Esplendor, lujo y boato, en una villa imperial bendecida por cerros majestuosos de los que se extraen infinitas toneladas de mineral. Derroche, fiestas y banquetes, en las refinadas casonas, piadosos golpes de pecho en las silenciosas iglesias; sólo muerte para los indígenas condenados a los laberintos de socavones oscuros. Historias, mitos y leyendas… Delirios de plata en la Ciudad de Potosí.

Durante la época colonial, la extracción de plata en el Cerro Rico de Potosí, convirtió a esta Ciudad en la más grande de América con más de 160,000 mil habitantes; entonces, todo era opulencia y se construyeron primorosas iglesias y elegantes casonas y llegaron conspicuos arquitectos y célebres cultores de todas las artes.

ORURO

No hay pánico ni gritos de terror cuando las tropas del averno toman por asalto, con piruetas y movimientos alocados, las calles de la Ciudad. Pero los “príncipes del mal” -de cuernos cimbreantes y horrorosos colmillos que se escapan de sus bocas- no generan ni una pizca de miedo ni una dosis de pánico ni una porción de terror… y es por eso que la gente los aplaude, los anima, los vitorea y, algunos, hasta desean unirse a la cadenciosa peregrinación de los diablos de Oruro.

Las tropas avanzan al compás de la música. Hay diablos cubiertos con capas brillantes y coquetas diablitas de faldas encogidas, que se contonean una y mil veces, como si quisieran tentar al mismísimo arcángel San Miguel, que anda como medio perdido al lado de tantos demonios bailarines, que por esas cosas de las leyendas con aroma a tiempo pretérito, van a rendirle pleitesía a la milagrosa Virgen del Socavón.

PUBLICACIONES MÁS VISITADAS

Aceptamos todo tipo de tarjetas

credit-card-islas-tours-titicaca

Copyright © 2007 - 2017 - ISLAS TOURS TITICACA Todos los derechos reservados.

Audio

Hecho por PERU HOS